ANTELOPE CANYON, EN TERRITORIO NAVAJO

Antelope Canyon es uno de esos lugares míticos de Estados Unidos que hemos visto en cientos de fotos y aún así nos sigue sorprendiendo.

Antelope Canyon

Impresiona el juego de luces y sombras de la galería

Como llegar

Antelope Canyon está situado a tan sólo 11 kilómetros de Page (unos 15 minutos en coche) siguiendo la ruta 98. Este precioso lugar se convierte en una visita obligada si estamos merodeando por los alrededores del Lago Powell. También deberíamos incluirlo si estamos haciendo una ruta recorriendo los parques nacionales del oeste.

Antelope Canyon

Las paredes tienen extrañas formaciones

La entrada

El Annual Pass no es válido para el Antelope Canyon, ya que este se encuentra dentro de una reserva Navajo.  Los propios navajos son quienes lo gestionan y no es posible entrar en Antelope Canyon por tu cuenta. Hay que hacerlo obligatoriamente contratando un guía navajo. El precio de la entrada es de 40$ por persona por el tour y otros 8$ por la entrada.

No dejan llevar trípode, con lo cual las posibilidades de sacar buenas fotos en el interior se reducen bastante.  Como muchos sabréis, en circunstancias con poca luz las fotografías pueden salir movidas.

¿Y por qué no dejan llevar trípode? Primero porque como comprobaréis una vez allí, los grupos de visitantes van uno tras otro muy seguidos y sería imposible que todos parásemos a hacer nuestras fotos colocando debidamente el trípode, buscando el lugar adecuado etc.

Antelope Canyon

Si conseguís libraros por un momento de la multitud…será indescriptible

Las explicaciones del guía y las fotografías son más bien express. El segundo y principal motivo es que si quieres ir mas despacio y tomarte tu tiempo, además de poder utilizar el trípode, hay que contratar el tour fotográfico. El tour fotográfico es de mayor duración y su precio es de 120$.

La visita

Habíamos reservado con Navajo Tours previamente a través de su página web. Lo hicimos con anterioridad porque así puedes reservar la hora que prefieres. Las fotos salen con colores más bonitos cuando el sol está arriba del todo, ya que el cañón es muy estrecho y es posible que fuera de esa hora algunas zonas queden en sombra. En nuestro caso, que fuimos en agosto, la mejor hora de salida era a las 11 de la mañana.

Camino a Antelope Canyon

El trayecto hasta la entrada se realiza en vehículos 4×4

Hay que presentarse en el lugar de recepción 30 minutos antes. Allí mismo existe un aparcamiento.

La duración del tour en total es de unas 2 horas de las cuales dentro del cañón calculo que estuvimos una. El resto del tiempo se dedica al desplazamiento hasta llegar al propio cañón. Como salen varios vehículos a la vez a la misma hora, os organizarán con una especie de tickets numerados o bien os llamaran por vuestro nombre.

El trayecto en el vehículo hasta llegar a la propia entrada del cañón transcurre por una zona desértica con algunos tramos de baches. Si podéis os recomiendo que no os sentéis en la parte trasera del todo del vehículo, especialmente si tenéis problemas de espalda, ya que los botes que va dando son considerables.

Antelope Canyon

Los accesos al cañón son bastante estrechos

Una vez en el cañón, la entrada es estrecha y prácticamente hay que entrar de uno en uno. Hay tramos más angostos y otros en los que el cañón se ensancha un poco. Cada grupo va con su guía pero el grupo siguiente siempre está pisándole los talones al anterior. Los lugares más emblemáticos son por los que entran rayos de sol directos y los que tienen paredes por los que resbala la arena.

Así transcurre el recorrido hasta el final y, tras una pequeña explicación del guía, vuelta para atrás por el mismo lugar. Nosotros nos retrasamos y nos echaron la bronca porque ya habían entrado en el cañón los del tour fotográfico.

Tras visitar el Antelope Canyon os podéis dar un chapuzón en Antelope Point

En resumen, la masificación del lugar le quita bastante encanto. El hecho de no poder sacar fotografías de una manera tranquila sin gastarte un dineral también te frustra un poco. De todas maneras, sigue siendo una visita imprescindible. Las formas y colores del Antelope Canyon permanecerán en vuestras retinas para toda la vida.

Tip: Si para estas horas ya estáis muertos de calor, con la misma entrada podéis visitar Antelope Point. Hay un mirador y una zona de baño dentro del Lago Powell. Se toma la carretera 222, casi al lado de Antelope Canyon. En ese mismo área podéis visitar la Marina. Allí encontraréis también una tienda de recuerdos, un restaurante a la carta y un mostrador de comida rápida.

Próximo capítulo:  Monument Valley
Capítulo anterior: Lago Powell 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.