HOOKER VALLEY TRACK

Tras pasar la noche en Twizel, concretamente en el High Country Lodge & Backpackers, nos levantamos entusiasmados con ánimo de realizar el Hooker Valley Track, una de las caminatas más conocidas del Parque Nacional Monte Cook.

Con 3764 metros sobre el nivel del mar, el Monte Cook es el pico más alto de Nueva Zelanda, y en el parque nacional del mismo nombre pueden observarse varios glaciares.

Rumbo a Hooker Valley 

Cogimos el coche dispuestos a recorrer los 65 kms que nos separaban del inicio de la caminata. Hicimos un stop en el trayecto para contemplar el Lago Pukaki y echar un vistazo al Centro de Visitantes de la zona.

Pukaki Lake visitor center

El lago Pukaki ofrecía una panorámica misteriosa y de gran belleza debido a la niebla que flotaba sobre sus aguas. Muy bonito, sí, pero presagio del día gris que nos esperaba.

Pukaki Lake

Seguimos viaje hasta llegar a nuestro destino: el inicio del Hooker Valley Track.

Dejamos el coche en el parking habilitado para ello y, al ver lo mal que pintaba el cielo, cogimos chubasqueros e incluso paraguas para enfrentarnos a la desapacible climatología que nos esperaba.

Hooker Valley Track

La caminata de Hooker Valley

El Hooker Valley Track se encuentra en el Parque Nacional Monte Cook. Es una opinión bastante generalizada la de que esta caminata es una de las más asequibles para los que no somos avezados montañeros. También se dice de ella que es la que mejores vistas ofrece de todo el parque. 

Hooker Valley Track

El sendero parte de un aparcamiento que se encuentra a tan solo 5 minutos en coche del pueblo Mount Cook. Puede tomarse como referencia el Camping White Horse Hill, ya que en él se encuentra indicado el inicio de la ruta. 

Hooker Valley Track

Se trata de una caminata sin desnivel que recorre un total de 10 km entre ida y vuelta (por el mismo camino). Sin contar el tiempo de descanso y las paradas para hacer fotografías, la ruta se completa fácilmente en 3 o 3,5 horas. 

Hooker Valley Track

Nada más comenzar, se cruza un puente desde el que se ve el lago Mueller y las montañas del parque. Entre ellas, si el cielo está despejado, podréis ver también el glaciar del mismo nombre. 

Hooker Valley Track

A lo largo del Hooker Valley Track se encuentran varios tramos de pasarelas de madera. Andar sobre ellas es obligatorio, ya que cumplen la función de proteger la flora del lugar.

Hooker Valley Track

La climatología es muy cambiante y a veces soplan fuertes vientos y llueve de repente. Además, en verano el camino puede resultar arduo para algunas personas poco preparadas debido al sol y  al calor. 

Tip: Os recomiendo que llevéis gafas de sol, protector solar, gorra y agua suficiente. 

Hooker Valley Track

El recorrido transcurre en un momento determinado bastante cerca del Monte Cook, y si no hubiera sido por la niebla hubieramos podido fotografiarlo perfectamente. Una pena. Seguimos nuestro camino rumbo Hooker Lake Viewpoint.

Hooker Valley Track

Efectivamente el Lago Hooker es el fin de este  recorrido. Es muy relajante sentarse a observar las vistas, el glaciar, los témpanos flotantes…

Hooker Lake

Si el día está despejado, el reflejo de las montañas en el lago es magnífico. Nosotros, lejos de encontrar las aguas claras, encontramos el lago de color blanquecino a consecuencia del derretimiento de los hielos.

Hooker Lake

Tras disfrutar un buen rato de las vistas, iniciamos el regreso por el mismo camino, esta vez deteniéndonos un poco más a observar la vegetación, la fauna, las morrenas…

Hooker Valley Track

La verdad es que es uno de los recorridos más bonitos que hicimos en Nueva Zelanda, pero claro, nos fuimos con la pena de no haberlo podido disfrutar en un día más despejado. Regresamos al aparcamiento, cogimos nuestra comida del coche y la comimos en un refugio bastante grande que hay junto al parking. En él, además de comer, nos guarecimos durante un buen rato, ya que la lluvia que ya nos había pillado a mitad del camino de regreso, arreció.

De Hooker Valley a Wanaka

Decidimos esperar a que parara antes de coger el coche para proseguir nuestro camino a Wanaka, donde, esta vez sí, queríamos dar una vuelta y hacer noche.

Próximo capítulo: Wanaka (próximamente)

Capítulo anterior: De Haast a Twizel

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.