HAGAMOS LA MALETA

“Todo aquel que necesita más de una maleta es un turista, no un viajero”.

Ira Levin. 

Limitar nuestras pertenencias a lo que quepa en un espacio tan reducido como el de una maleta es un auténtico rompecabezas. No digamos ya si la maleta es de tamaño cabina. Si además viajamos con una aerolínea de bajo coste, hacer el equipaje puede convertirse en una pesadilla.
maleta

Hacer las maletas supone para algunas personas un verdadero quebradero de cabeza

No olvidemos que la mayoría de las compañías low cost solo permiten llevar como equipaje de mano, además del bolso personal, una maleta de 55 cm de alto por 35, 40 o 45 cm de ancho y 20 o 25 cm de fondo. También el peso está restringido a entre unos 8 a 10 kg, aunque dependerá, al igual que las medidas, de la aerolínea. En este enlace podéis ver las medidas y pesos de las principales compañías aéreas.
maleta

Si volamos en una compañía low cost, el tema del equipaje puede resultar aun más complicado

Tranquilidad. En este artículo voy a daros los consejos definitivos para poder resolver el asunto del equipaje sin volverse loco.

1- El neceser y el calzado. Si solamente vais a viajar con equipaje de mano, deberéis tener en cuenta las restricciones de las aerolíneas respecto a los líquidos, los sprays y las cremas. Todos ellos deben ir en envases individuales de 100 ml como máximo. En total no deben sumar más de 1 litro por viajero.
maleta

Si no se factura habrá que tener en cuenta las normas de la compañía respecto a los líquidos

En algunas aerolíneas exigen que el neceser sea transparente. Si metemos el neceser en una maleta que va a ser facturada, no es necesario tener en cuenta todo lo anterior.
En cualquiera de los casos, el neceser es uno de los elementos, junto con el calzado, que más peso puede aportar a nuestro equipaje. Es por esto que, al ser objetos rígidos, es mejor meterlos primero.
maleta

Seleccionar bien el calzado influirá en el peso y el espacio de nuestra maleta

De este modo podremos adaptar después la ropa pequeña en los huecos. Tened en cuenta también que todo lo que más pese está mejor en la zona cercana a las ruedas para que no aplaste el resto.
Si no vamos a facturar es mejor que pesemos la maleta de cabina antes de salir de casa, de este modo evitaremos sorpresas en el aeropuerto.
maleta

Evitaremos sorpresas en el aeropuerto si pesamos nuestro equipaje antes de salir de casa

Si comprobamos que se excede de peso, será el momento de pasar algún calzado o algo de lo que más pese a nuestro bolso de mano.
Es mejor reservar el calzado más pesado para llevárnoslo puesto. De este modo tendremos más margen de peso para poder meter en la maleta.
maleta

Si no queremos facturar, el calzado más pesado y voluminoso es mejor llevarlo puesto

2- Enrollar las prendas. Esto es un clásico. Si te acostumbras a ello terminarás haciéndolo también en los cajones de tu casa. Es una manera fácil de que la ropa ocupe menos espacio. También podrás ver todas las prendas sin que ninguna quede escondida. Además, la ropa no se arruga tanto como doblada de otras maneras.
maleta

Las prendas enrolladas ocupan poco espacio y apenas se arrugan

No solo las camisetas pueden enrollarse, también los pantalones, chaquetas y vestidos. En este enlace se puede ver cómo enrollar los diferentes tipos de prendas para que no se arruguen. No obstante, si lo prefieres, puedes poner los pantalones y vestidos encima del todo de la siguiente manera: Se colocan en el centro de la maleta estirados y después se pliega hacia adentro lo sobrante. 
maleta

Vestidos y pantalones pueden guardarse estirados encima del resto de prendas

3- Ropa interior. Aprovecha los huecos que hayan quedado entre el resto de prendas enrolladas para meter la ropa interior. De esta manera el contenido de la maleta irá quedando repartido de manera regular sin que ningún espacio se desaproveche. Los calcetines pueden meterse dentro del calzado.
maleta

Los calcetines ocupan menos metidos dentro del calzado

4- Cinturones y complementos. En lugar de enrollar los cinturones, es mejor ponerlos estirados en los bordes de la maleta. Los complementos pequeños se pueden meter en una bolsita y buscarle un hueco por el fondo de la maleta o bien dentro de los zapatos.  Los cargadores de nuestros aparatos electrónicos pueden guardarse fácilmente en una funda rígida de gafas, de este modo no se estropearán.
maleta

Los cinturones pueden ir estirados en los contornos de la maleta

5- Objetos imprescindibles. Todos nos llevamos de viaje cosas que consideramos imprescindibles. Y no estoy hablando sólo del móvil. Puede ser desde una medicación, unos tapones para los oídos, un recuerdo de familia, una cámara fotográfica o un amuleto de la suerte.
maleta

Si nuestros imprescindibles viajan en nuestro bolso de mano nos podemos ahorrar disgustos…

También cosas que puedan resultar difíciles de encontrar en nuestro lugar de destino. Pensad siempre que facturéis en la posibilidad real de que puedan perderos las maletas facturadas y meted vuestros imprescindibles en vuestro equipaje de cabina, bolso de mano o mochila.
maleta

… siempre y cuando no lo perdamos de vista

6- La climatología. Antes de lanzarnos a hacer las maletas, es importante que veamos las previsiones meteorológicas del lugar al que viajamos. Puede parecer una obviedad pero hay que pensarse mucho si realmente necesitamos varias prendas de abrigo. Son las que más espacio ocupan en el equipaje y a veces pueden volver a casa sin usarse.
maleta

El clima en nuestro destino determinará el contenido de nuestro equipaje

Tratad de reducir el número de prendas gruesas al mínimo, a ser posible tan solo una que sea combinable. Si nos ocupa demasiado espacio en la maleta podemos llevárnosla puesta o bien en la mano o en la cintura, al menos hasta pasar los controles del aeropuerto si es que nuestro viaje es en avión.
maleta

Los controles de equipaje de los aeropuertos son cada vez más estrictos

7- Los intercambios. Si viajas con otra persona y vais a facturar, considerad la posibilidad de intercambiar algunas prendas de su maleta a la tuya y viceversa. Así si os pierden una de ellas, en la otra habrá prendas de “supervivencia” para ambos.
maleta

Si viajamos acompañados y facturamos, es buena idea intercambiarse algunas prendas

8- El bolso de mano. Hay que procurar que sea grande y práctico. En él debemos llevar:
  • Documentos necesarios para el viaje, tales como pasaporte, billetes de avión, tren, etc.
  • Objetos de valor. Si hemos facturado y no llevamos equipaje de cabina, en el bolso de mano también deberemos meter los objetos de valor para que no se extravíen.
maleta

Debemos llevar a mano todos los documentos requeridos para nuestro viaje

  • Ropa auxiliar. Alguna camiseta de repuesto y algo de ropa interior por si nos pierden el equipaje facturado. Así al menos podremos cambiarnos de ropa hasta que adquiramos algo nuevo o hasta que nuestra maleta aparezca.
  • Un peine y un cepillo de dientes nos vendrán bien, sobre todo en viajes largos e incluso con escalas.
  • Un pequeño botiquín con medicamentos básicos y tiritas pueden sacarnos de apuros.
maleta

Nuestras medicinas habituales deben viajar con nosotros

 9- Ropa polivalente. Podemos adaptarnos del calor al frío vistiéndonos con varias capas de ropa superpuestas. Si en lugar de ropa gruesa vestimos una camiseta de tirantes, encima una de manga larga y otra de manga corta, el efecto será el mismo que si lleváramos un jersey, solo que esas prendas las podremos utilizar por separado en caso de temperaturas más elevadas.
maleta

Prendas multiusos nos harán ahorrar espacio en nuestra maleta

Pantalones convertibles de largos a cortos, chaquetas con mangas y capucha extraíble… todo vale si puede utilizarse de diferentes maneras.

10- Hacer una lista. No es imprescindible, pero si os dais cuenta de que a menudo estáis pensando en qué llevar, os ayudará a liberar vuestra mente. No hay como el lápiz y el papel, pero para los más fanáticos existen hoy en día aplicaciones como Closet+, Eagle Creek o Travel List.
maleta

Hacer una lista de lo que se quiere llevar es de gran ayuda para algunos viajeros

11- Evitar los “por si acasos”. Es un error de principiante. Si en casa nunca nos echamos crema de manos, ¿por qué llevar al viaje una crema de manos? Es un ejemplo tonto pero muchas veces metemos en la maleta cosas que ni siquiera utilizamos en nuestra vida. Es mejor prescindir de ellas. En caso de que las necesitemos, es probable que podamos adquirirlas en nuestro destino.
maleta

Debemos evitar llenar nuestra maleta de “porsiacasos”

Y hablando de “por si acasos”, hoy en la sección “Viajar con Humor” os dejo con Luis Piedrahita y su monólogo “Una maleta se llena de por si acasos“. Es ideal para reírnos de nuestros propios errores de novatos que todos alguna vez hemos cometido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.